Promovido por la Red de Inclusión Social (RIS), el equipo de ocho investigadoras de la Universidad de León liderado por Susana Rodríguez ha elaborado un  estudio sobre “La feminización de la pobreza”, vinculado con los objetivos de la RIS, que fue presentado por sus investigadoras en una Jornada el 23 de mayo celebrada en la Universidad de León.

120 personas participaron presencialmente o se conectaron en línea en algún momento de la Jornada.

De la mano de las ocho investigadoras, la primera mesa fue reflexionando sobre los diversos indicadores referentes a la generación de ingresos, revisando las diferencias por género; se puso de manifiesto una notable carencia de datos en España sobre la magnitud, alcance y tipología de las discriminaciones interseccionales ejercidas sobre la mujer; las desigualdades de género relativas a la salud; el riesgo de pobreza que asola a muchas mujeres trabajadoras; las desigualdades en el medio rural y en el trabajo autónomo de mujeres; el papel del ingreso mínimo vital para dar cobertura a situaciones complejas, y el de los servicios socio-asistenciales, que tienen un efecto amortiguador de las consecuencias de la exclusión y la precariedad.

El estudio completo está disponible  aquí y el resumen ejecutivo aquí.

En la misma jornada, se celebró también una segunda mesa redonda formada por siete entidades sociales: Cruz Roja de Castilla y León, Fundación Foessa, Fundación CEPAIM, Fundación Acción Contra el Hambre, Fundación Secretariado Gitana, Fundación ONCE Castilla y León y EAPN. Tal y como relató en la clausura de la jornada Ana Castro Franco, la mesa destacó la existencia de barreras sistémicas, que son las más complicadas de vencer frente al objetivo esencial de erradicar la pobreza. Se dedicó una especial atención a reflexionar sobre el perfil de mujeres migrantes, a la necesidad de cambiar la percepción actual de que las cuestiones de la población gitana son problemas internos a resolver dentro de su propia comunidad, pues en realidad se trata de cuestiones de justicia social; se respaldó igualmente la necesidad de dar voz a las mujeres con discapacidad víctimas de violencia de género y se puso de manifiesto la relación del rol de cuidados con la pobreza de las mujeres.

Una tercera mesa redonda estuvo constituida por representantes de los cuatro niveles territoriales a través de la Representación de la Comisión Europea en España, de la Administración General del Estado, del Principado de Asturias y del Ayuntamiento de Barcelona. Se describieron enfoques e iniciativas en los cuatro niveles territoriales, como la “Estrategia contra la Feminización de la Pobreza y la Precariedad 2016-2024” del Ayuntamiento de Barcelona, cuya presentación está disponible aquí; convenios con entidades privadas para agilizar el empleo de las mujeres, una tarjeta monedero para personas vulnerables y el segundo plan de inclusión social del Principado de Asturias, que tendrán especial incidencia en mujeres; a nivel nacional, se reflexionó sobre la Estrategia de Prevención y Lucha contra la Pobreza, que requiere contar con todos los ministerios que tienen incidencia en este ámbito, las comunidades autónomas y las entidades sociales, para adoptar una misma línea de actuación; también en este panel se reflexionó sobre el papel de la Unión Europea frente a la pobreza femenina.

El programa de la Jornada está disponible en este enlace y las conclusiones preparadas y presentadas por Ana Castro Franco en este.